Follow by Email

miércoles, 26 de febrero de 2014

BISAURÍN. CARA NORESTE (Por Marcos)






Lunes 24 Febrero 2014
 
Plana Mestresa
Aprovechando uno de esas peculiridades de nuestro trabajo, que nos hace trabajar en sábado y descansar un Lunes, el Capi Adrián y yo nos ponemos de acuerdo para salir por primera vez juntos esta temporada. El objetivo es el clásico Bisaurín, pero para darle más color y recorrido a la subida decidimos afrontarlo por la cara noreste, algo más "aventurera" que la subida por el sur.
El punto de partida; el refugio de Lizara. Desde ahí la nieve es continua hacia cualquier orientación, así que nos ponemos los esquís desde el mismo coche. Inicialmente salimos hacia el norte, para a los pocos minutos desviarnos hacia el noroeste por un angosto valle que nos lleva directos a la Plana Mestresa, valle orientado de este a oeste que va desde el final del conocido Valle de los Sarrios hasta el Collado de Secús.
Hasta aquí habíamos disfrutado de un soleado y caluroso día, que nos invitaba a pensar que íbamos a llegar a la cima en mangas de camisa. Pero como siempre ocurre, y más en invierno, la montaña te guarda sorpresas para que no te olvides que no estás de paseo por el parque. Y es que toda esta canal está barrida por un fortísimo y frío viento del este, que nos obliga a echar mano de todas las prendas que llevábamos en la mochila, a pesar del sol, radiante durante todo el día.
Achar de Catiellas
Como buena cara norte o noreste, aquí la nieve ya no se deja esquiar sin cuchillas, sobre todo en las zonas umbrías. Así que poco a poco vamos ganando altura hasta que un poco antes de llegar al collado de Secús nos desviamos definitivamente hacia el norte para subir por una empinada canal (aunque bastante ancha) hasta la cresta. A partir de aquí y por si las moscas, nos calzamos los crampones y terminamos de subir a pie. Aquí el viento es ya helador, formando ventisqueros y en ocasiones amenazando con desequilibrarnos. Así que foto de cima y fiesta, a bajar hacia la cálida cara sur.
Achar de Catiellas

La bajada hasta el collado de lo Foratón sigue estando con nieve dura, pero muy esquiable. A partir de ahí  se transforma un poco para dejar laderas en las que los grandes bajadores (que no es mi caso...) dibujarían bonitas lineas.
En fin, actividad completa de 4 horas y 1500 mts de desnivel, con su dificultad meteorológica incluída en forma de viento aderezando el recorrido.


Cara norte subiendo

Frio en la cima




Puntas

Ref. de Ordelca

Merengue

No hay comentarios:

Publicar un comentario