Follow by Email

viernes, 11 de noviembre de 2016

VUELTA A PEÑA SOLANA. 1 Nov 2016 Por Marcos.



Tras la noche de las ánimas..., por fin conseguimos coincidir Diego y yo, después de meses en los que no salíamos a andar juntos en bici. 
El objetivo está claro; encontrar una ruta de BTT lo más otoñal posible, de medio día de duración y sin mucho sendero, porque aunque ya no está de moda por estos lares, aún quedamos ciclistas que disfrutamos por las pistas y carriles.
Aconsejados por alguno de los gurús locales, nos decidimos por una ruta en las faldas de la Peña Montañesa, atravesando el precioso bosque mixto de la Valle, en la cara norte de la Peña, haciendo además una circular a otra peña menos conocida; la Peña Solana, al norte de su hermana mayor, separadas ambas por la famosa Collada de Ceresa. Para ello aprovecharemos un tramo de la ruta de ZonaZero "La selva de Irués".
En la Collada
Salimos pues desde Laspuña, subiendo por Socastiello de forma muy progresiva hacia la Valle. La pista, sin ninguna dificultad, te permite apreciar cómo poco a poco el paisaje cambia pasando del bosque mediterráneo de la cara sur, con carrasca y pino, a otro mixto, con robles, encinas y en su cara más umbría hayas, algún arce y árboles de ribera. Ahí teníamos el ansiado bosque otoñal, con alfombra de hojas, humedad y muchos, muchos colores.
La ruta sube siempre de forma progresiva hasta la Collada, a 1550 metros. Allí nos esperan rebaños de vacas y de caballos, que por supuesto ni se inmutan con nuestra presencia, que ya están muy acostumbradas a ver a esos locos pedalistas con casco que proliferan por sus montes como setas. 
Desde este collado se puede bajar hacia Laspuña por la pista (rapidísima pero en la que hay que ir con mucho tiento... y controlar el giro en las herraduras) o por sendero, siguiendo un trozo de otra de las rutas de ZonaZero; la Maxiavalanche v2. Nosotros optamos por poner un poco de picante al descenso y probar el primer tramo de la Maxi, al parecer más fácil que el resto de la bajada. Llegamos a la zona conocida como Los Pozos se sale de nuevo a una pista que te devuelve a la pista principal de bajada a Ceresa. 
Broche perfecto para despedir el otoño, antes de que por fin las lluvias y las nieves rieguen el Pirineo, que falta le hace.

 
  
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario