Follow by Email

jueves, 4 de mayo de 2017

DEL ARA AL CINCA POR VALLE VIÓ (1 de Mayo 2017)

Si entre todas las carreteras que conozco tuviera que quedarme con una, esta de Valle Vió que nace en Sarvisé y acaba en Puyarruego sería sin duda una de las favoritas. Bonita, con poco tráfico, unas vistas espectaculares de las montañas del Sobrarbe y que esconde dos "puertacos" de los de apretar los dientes, y una bajada con curvas de esas redondas que quitan el hipo.  La única pega es que el firme no está muy allá y los baches y socabones también reclaman su protagonismo. Como se suele decir pollo gordo y que pese poco... difícil, ¿no? .

Día del trabajador. Tras un domingo lluvioso y  una noche heladora, parecía que el sol del primero de mayo no quería dejar de hacer su particular manifestación y demostrar que él también trabaja cada mañana. Y quizás por ese contraste entre el frío de la noche y el sol de la mañana los prados estaban bajo una misteriosa capa de humo, de hielo evaporado que les daba un aire misterioso que desgraciadamente mi humilde máquina compacta no iba a poder captar, así que mejor ni intentarlo.

Salgo de Boltaña para remontar el valle del Ara. El estrecho de Jánovas y los pueblos que yacen allí son el primer gran atractivo de la ruta. Supero Fiscal y asciendo por el bonito valle de Broto hasta Sarvisé. Allí se coge el desvío de la carretera de Valle Vió,  que al principio de forma progresiva y luego con un puerto como Dios manda, sube hacia el pueblo de Fanlo. El alto tiene unas vistas envidiables y con el solecito que hacía era el lugar ideal para hacer cuatro fotos y comer algo.

Jánovas
 
Como venga un coche de frente...
El siguiente plato del menú era la bajada sinuosa hacia el cañón de Añisclo, dejando de lado los desvíos de Nerín y Sercué. Al llegar al párking de entrada al cañón hay que desviarse hacia Vió y Buerba por un nuevo puerto que nos eleva por encima del Valle de Añisclo y nos deja ver el Mondoto y las cimas de Ordesa (Soum de Ramond, Punta de las Olas...). La otra opción es bajar por la carretera que recorre el cañón de Añisclo, pero suele ser la vía de subida de los coches y es muy incómoda de hacer con tráfico abierto. En cambio, la carretera por la que discurre esta ruta está muy poco frecuentada y es un paraíso para rodar con tranquilidad.
Parte baja del cañón de Añisclo. Peña Montañesa al fondo

Cañón de Añisclo desde la carretera a Buerba. Al fondo la Punta de las Olas
Poco a poco vamos cambiando al valle del Cinca, como nos indica la cada vez más cercana Peña Montañesa, hasta desembocar en Escalona. A partir de aquí nos queda la bajada por la nacional hasta Aínsa y en mi caso la subida a Boltaña, para completar 85 kms de satisfacción, tanto física como visual. Sobrarbe en estado puro... ¡y sin BTT!.

Distancia: 85 kms.
Desnivel acumulado: 1300 mts
A tener en cuenta:
Ojo al verano y a la temporada alta; la carretera de Fanlo es la ruta de salida obligada para los vehículos que acuden a visitar el Cañón de Añisclo, y el tráfico aumenta considerablemente.
Ojo también a los dos túneles de Balupor, entre Boltaña y Jánovas. Están mal iluminados pero los dos tienen una vía de servicio paralela por la que se puede evitar el túnel sin problemas.
¡Ruta no apta para los puristas del asfalto ultrafino y las ruedas de carbono de 1500 pavos!.
Track: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17575186


No hay comentarios:

Publicar un comentario